Sobre Nosotros

 Nuestra Historia

Laura Melendrez y Debra Broberg fundaron Amor & Rosas mientras estudiaban su maestría en Yale School of Management. Ellas ganaron un fellowship por el Yale Entreprenurial Institute que les permitió incubar su idea en el verano del 2016. Es así como en Septiembre de ese mismo año, Laura decide mudarse a la Ciudad de México para iniciar con la marca.
Amor & Rosas nace con el objetivo de incorporar diseño con técnicas artesanales mexicanas para crear un producto diferenciado que permite pagar el precio correcto a todos los involucrados en la fabricación de sus prendas. Es por eso, que Amor & Rosas crea moda ética única y auténtica para el consumidor socialmente consciente.
Actualmente, Amor & Rosas mantiene su atención en ofrecer oportunidades de empleo a mujeres artesanas expertas en bordado a mano en Hidalgo y Chiapas; así como a mujeres que fabrican las prendas en la Ciudad de México. Siempre teniendo como prioridad el cuidado del medio ambiente al usar materiales ecológicos, producir sin desperdicios y crear prendas atemporales de alta calidad.

     

    Introducción a nosotros 

    Amor & Rosas al ser una empresa social esta comprometida en ofrecer un impacto positivo a nuestros proveedores, colaboradores, clientes, y medio ambiente. Es por esto que nuestra cadena de suministro es rastreable y transparente.
    Nuestra valores son transformación social, empoderamiento femenino, equidad de genero y sostenibilidad ambiental. Por cierto, desde el 2020 formamos parte de la comunidad de Empresas B que buscan desarrollar una economía más inclusiva y sostenible.

     


      Impacto social

      El impacto social nunca se ha visto mejor.
      México tiene una larga tradición de fabricación de textiles y lo que hacemos es utilizar estás habilidades ancestrales para crear prendas únicas y auténticas. Al incorporar el uso del bordado artesanal en nuestras prendas creamos oportunidades de empleo bien remuneradas en las comunidades rurales donde viven las artesanas. Tenemos una relación de proveedor-cliente, donde las artesanas participan en la fijación de precios al tomar el tiempo que toma elaborar cada pieza de bordado.
      Para asegurar una transformación social una persona debe de recibir un ingreso por encima de la línea de la pobreza que además sea constante, es por eso que desde el 2018 hemos concentrado nuestros esfuerzos en incrementar el ingreso promedio de las artesanas con las que trabajamos. Al día de hoy trabajamos con 55 artesanas exclusivamente, que viven en Tenancingo, Hidalgo y Chenalho, Chiapas.
      Ellas están organizadas con una líder de grupo que recibe y distribuye nuestros pedidos. Esto permite que cada artesana pueda trabajar desde su casa  el tiempo que tenga disponible y sin interferir con sus otras responsabilidades.

         

        Tanto las artesanas como nuestro equipo en la Ciudad de México son los protagonistas en Amor & Rosas. Los integrantes de nuestro equipo aman su profesión y  nos comparten su conocimiento en la elaboración de prendas de calidad poniendo mucho cuidado en los detalles. Es por eso que a nuestro equipo le ofrecemos un contrato justo con pago 20% prima sobre salarios promedios del mercado y un lugar de trabajo seguro. Por cierto, creemos en crear ambientes de trabajo inclusivos por lo que 80% del equipo es femenino.

         

           

           

          Manufactura y medio ambiente 

          Nuestras prendas están diseñadas siempre pensando en producir prendas de alta calidad y durables con mínimo impacto ambiental. Es por eso que como parte de nuestro compromiso con el medio ambiente producimos en localmente en pequeñas cantidades y sin desperdicios, usamos textiles ecológicos o saldos de telas que nos permiten producir ediciones limitadas; y nuestro empaque es mínimo, es decir, no usamos plástico, solo una capa de empaque exterior de papel reciclado o bolsa de tela que puedes usar después como accesorio.
          Uno de los principales problemas con la moda y el medio ambiente es producir más prendas de lo que el mercado demanda, estas prendas excedentes nunca se van a vender y terminan siendo un cargo para el medio ambiente. Es esta la principal razón por la que tenemos control de nuestra producción de inicio a fin, lo que nos permite producir en pequeñas cantidades para no caer en excedentes. La buena noticia es que nuestras producciones son pequeñas y exclusivas, por otro lado, algunas veces nuestro productos están agotados por más de 3 meses. Nuestra solución a este problema que siempre podemos fabricar una de nuestras prendas sobre pedido y sin costo extra. Entonces, si hay algún estilo que quieres por favor escríbenos.
          Como parte de la comunidad de Empresas B nos sumamos al movimiento de Net Zero 2030, así que en el 2022 estaremos creando nuestro plan de acción para lograrlo.