¿De Dónde Salen Los Colores De Nuestra Ropa?

Nacemos en una sociedad donde la mayoría de nuestros hábitos o comportamientos vienen preestablecidos y olvidamos cuestionarnos decisiones básicas. ¿Alguna vez has pensado de dónde vienen los colores de nuestras prendas? No creo que pensemos que el algodón crece en morado fosforescente. Hoy vamos a hablar de el pigmento tradicional y la impresión digital de textiles. 

Para realizar el estampado convencional se utiliza una mezcla de adhesivo y pigmento. El adhesivo esta compuesto a base de PVC, el segundo plástico más usado en el mundo, y el más perjudicial para el medio ambiente. Además se agrega un pigmento que contamina el agua. En general los pigmentos para estampado son de baja calidad y peligrosos para la salud, en especial los rojos y verdes.

El teñido de las telas es uno de los procesos que más preocupa a la industria de la moda dado que es una de las mayores fuentes de contaminación del agua. Como hemos escuchado varias veces, son mares de contaminación los que alcanzan con solo pintar una de nuestras playeras, para poder tener una chamarra en nuestro color favorito o del color de la temporada. Y te estarás preguntando ¿esto significa que nunca podré vestirme de arcoiris de nuevo? Para nada, solo hay que elegir alternativas que no sean nocivas con el medio ambiente. 

 

El estampado digital es una alternativa que está ganando popularidad con diseñadores que buscan imprimir con tinta directamente sobre el textil. Esta alternativa ayuda a reducir el consumo de agua y los desperdicios asociados a esta práctica; además de que el uso de energía se optimiza, al igual que los tiempos de producción. Lo mejor es que la impresión digital se puede hacer con tintas a base de agua que son amigables con el medio ambiente, eliminando así el uso de los pigmentos tradicionales. 

 

Los teñidos naturales, son otra gran alternativa sustentable para esta práctica; el problema es que su producción es difícil de escalar para poder cumplir con la demanda industrial. 

 

Sea la alternativa que elijas; lo importante es ser consciente de las consecuencias que éstas tienen en el medio ambiente; y elegir la que te funcione mas a tí, sin olvidar tu compromiso con el planeta.